Diosas Nórdicas - Germánicas

Hel

Hel_1889_by_Johannes_Gehrts-195x300
Hel” de Johannes Gehrts (1889)

23 de Febrero: Finales

Suele definirse a la diosa Hel como “la oculta”, o “la que se esconde”, a raiz de la balabra norse hel, que significa “ocultar”. Es una diosa de la muerte y de la vida ultraterrena, y su nombre pudo ser el origen de la palabra inglesa hell, “infierno”.
Hel tiene una naturaleza dual, en cuanto a que la parte superior de su cuerpo está viva y la parte inferior, decrépita, queriendo tal vez insinuar que la vida terrenal puede ser una muerte en vida. Nadie podía eludir el encuentro con Hel, ni siquiera los dioses. Cabalgaba sobre un caballo negro a través de la noche enunciando a los nombres de todos aquellos que morirían antes del amanecer, ya fuera por enfermedad, vejez u otras causas. Los rodeaba amorosamente con sus brazos y se los llevaba a su reino de nueve mundos.
En las versiones más antiguas, su reino se parecía más a una caldera de renacimiento, y se contemplaba a Hel bajo una luz más positiva. Gobernaba también sobre la tierra de las sombras, donde todas las almas se reúnen después de abandonar sus cuerpos. A veces se la llamaba Brunhilde, que significa “Hel en llamas”, y era guia de las Valquirias, que, en el mito poserior iban recogiendo y llevándose consigo aquellos que morían heroicamente en batalla.

Según el erudito islandés Snorri Sturluson, del siglo XIII, Hel es la hija de Loki y la giganta Angrboda (antiguo nórdico Angrboða, “angustia”), y por lo tanto la hermana del lobo Fenrir y la serpiente del mundo, Jormungand.  Esto la hace parte de una familia altamente peligrosa y de mala reputación.

En general, se presenta a Hel como algo avaro, duro y cruel, o al menos indiferente a las preocupaciones de los vivos y los muertos. Sin embargo, su personalidad está poco desarrollada en lo que sobrevive de la literatura nórdica antigua. Ella es principalmente mencionada solo de paso. Snorri describe su apariencia como medio negra, medio blanca y con una expresión perpetuamente sombría y feroz en su rostro. [1]

[1] Snorri Sturluson. The Prose Edda

El proyecto del blog, está inspirado en el libro “Una diosa cada día” del libro de Julie Loar, en la cual describe las cualidades divinas de las Diosas.

Tomando algunas citas textuales del libro y de otras fuentes en Internet, describo cada una de las Diosas con las que estoy meditando cada día, así como el audio de la meditación guiada.

Ellas me guían en meditaciones que para mí son la traducción de “la vibración” que llega al invocar su presencia. Si quieres tener acceso al audio completo de ésta meditación, da click al siguiente link:

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s