Sin categoría

Berta

El proyecto del blog, está inspirado en el libro “Una diosa cada día” del libro de Julie Loar, en la cual describe las cualidades divinas de las Diosas.

Tomando algunas citas textuales del libro y de otras fuentes en Internet, describo cada una de las Diosas con las que estoy meditando cada día, así como un extracto de mi propia meditación.

Ellas me guían en meditaciones que para mí son la traducción de “la vibración” que llega al invocar su presencia. Si quieres tener acceso al audio completo de ésta meditación, puedes escribirme un correo a “contacto@sanandotuorigen.com”

Berta
14 de enero: Amabilidad
Berta, o Bertha , conocida como la Dama Blanca, es una diosa del Año Nuevo a la que se da diversos nombres en el nevoso clima de Países Bajos, Alemania y Escandinava. Se la consideraba físicamente poco agraciada, pero se le venera por sus cualidades interiores, especialmente por su amabilidad y dulzura de carácter. Dado que la verdadera belleza de Berta era interior, es eterna, perenne.
Una de las responsabilidades era cuidar de las almas de los niños que no llegaban a nacer, a los que llama Heimchen, así como de las almas de los bebés que mueren antes de ser bautizados. A veces se considera a Berta la forma femenina de dios escandinavo Odín, entonces recibe el nombre de Frau Gode.

En Alemania, Frigg, Holde o bien Ostara, es conocida también por el nombre de Brechta, Bertha o la Dama Blanca. Se la conoce mejor bajo este calificativo en Turingia, donde se supone que vivía ella en una montaña ahuecada, velando por los Heimchen, las almas de los niños aún no nacidos y de aquellos que habían muerto sin ser bautizados. Allí, Bertha velaba por la agricultura, cuidando de las plantas, que su escuadrón de infantes regaban cuidadosamente, pues se suponía que cada bebé transportaba una pequeña jarra para tal propósito. Mientras la diosa fuera debidamente respetada y su refugio no molestado, permanecería donde estaba. Pero la tradición relata que ella abandonó en una ocasión su país, junto a su séquito de niños arrastrando su arado, para asentarse en algún otro lugar y continuar con sus bondadosos servicios. Ella es la antepasada legendaria de varias familias nobles y se supone que es la misma que la
diligente reina del mismo nombre, la mítica madre de Carlomagno, cuya época se ha convertido algo proverbial, pues cuando en Francia y en Alemania se habla de la Edad de Oro, es costumbre decir “en los días en los que Bertha tejía”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s