Sin categoría

Nortia

El proyecto del blog, está inspirado en el libro “Una diosa cada día” del libro de Julie Loar, en la cual describe las cualidades divinas de las Diosas.

Tomando algunas citas textuales del libro y de otras fuentes en Internet, describo cada una de las Diosas con las que estoy meditando cada día, así como un extracto de mi propia meditación.

Ellas me guían en meditaciones que para mí son la traducción de “la vibración” que llega al invocar su presencia. Si quieres tener acceso al audio completo de ésta meditación, puedes escribirme un correo a “contacto@sanandotuorigen.com”

Nortia
12 de Enero: Reglas
Nortia es una diosa de los etruscos, que habitaron la parte de Italia actualmente conocida como la Toscana. El significado de su nombre está relacionado tanto con la palabra “norte”
como ese el punto cardinal, lugar simbólico de sabiduría y dirección de la búsqueda espiritual.

En la mitología etrusca, Nortia fue la diosa del destino y la fortuna. Su atributo fue el clavo, el cual se clavaba al pared en sus templos durante el año nuevo. Aunque no hay ninguna mención de la diosa en textos etruscos, el historiador romano Tito Livio la menciona a ella y a la dedicación ritual asociada con ella: Minervae inventum sit. Volsiniis quoque clavos indices numeri annorum fixos in templo Nortiae, Etruscae deae, comparere diligens talium monumentorum auctor Cincius adfirmat. — Livy vii. 3. 7.

Traducida, dice algo al efecto de “Minerva es una inventadora/artesana. Los Veluceños (la gente etrusca de la ciudad de Veluzna), para indicar el paso del año nuevo, ponen clavos en el templo de Nortia, diosa etrusca, cual gran diligencia las obras del historiador Cincio también afirman.”

Horacio presenta el clavo como uno de los atributos de la diosa romana Necessitas, así como previamente lo había sido de la etrusca Nortia, divinidad del destino y el azar. Según Tito Livio, en el templo de Nortia los etruscos clavaban un clavo por el año nuevo para marcar el tiempo. Mediante ese clavo, el destino del pueblo etrusco quedaba fijado e inamovible durante todo el año.

Los romanos fueron herederos de esta vieja tradición. Desde antiguo existía en Roma la costumbre, durante los idus de septiembre, de fijar un clavo de bronce en el templo de Júpiter Capitolino, en el lado derecho de la cella de Júpiter, junto a la de Minerva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s